Gema Rodríguez

Gema Rodríguez

Gema Rodríguez

Te presentamos a nuestra estudiante de la semana: Gema, una valenciana risueña y con
mucha luz, ¡¡¡como su tierra natal!!!
Ya está en 2º curso y está muy contenta, pero no le resultó fácil elegir la carrera: “Admiro a las
personas que tienen una vocación clara. Un profesor me aconsejó que me enfocara hacia
aquello que me apasionaba. Pero ¿qué era?” Dudaba entre ADE y Derecho y quería estudiar en
USA. Hasta que la UNAV dio una charla informativa en su colegio: “Cuando me hablaron del
Grado en ADE con especialidad en Data Analytics, que se impartía en inglés, me pareció muy
interesante. Siempre me ha atraído el ámbito del Big Data, la programación… Me encantaría
ser hacker, ¡pero de los buenos! Además, me parece que, combinándolo con ADE, tiene
bastante futuro. Me puede abrir muchas posibilidades”.
Como decidió muy tarde estudiar en Pamplona, no había buscado alojamientos: “El Delegado
de la UNAV en Valencia organizó una reunión con los estudiantes que veníamos a la UNAV. Allí
conocí a Teresa y me habló de Camplus. Aquí he estado feliz desde el principio. He encontrado
a personas muy afines a mí. Hay ratos que estamos sin hablar muy a gusto, hay tanta confianza
que el silencio no molesta. Y el equipo de la resi también, nos transmitís que sois una familia,
nos acogéis como si fuera nuestra casa”.
Contra todo pronóstico, no le ha costado adaptarse a Pamplona: “Pensaba que tendría que
llevar siempre mallas térmicas… En Valencia se hace más vida en la calle en invierno. Pero en
Pamplona la gente es muy animada. Es una ciudad muy viva y con muchas ganas de pasarlo
bien. En Valencia llueve y se suspenden las clases. En Pamplona hay huracanes, ¡y la gente
sale!”
Respecto a sus hobbies, le gusta la vida sencilla. Disfruta con sus amigos y también le encanta
estar sola con sus pensamientos. Es animada: le atrae proponer planes nuevos, como ir al
Camino de Santiago o marcharse de acampada. Ha formado parte de un grupo de scout con el
cual ha vivido muchas aventuras. Este año quiere aprovechar las oportunidades que le brinda
la universidad, quiere apuntarse a un club y a un voluntariado. Cuando era más joven solía
cuidar a ancianos y echa de menos esta faceta.
Como persona, es una chica muy sincera y con valores arraigados: “En mi grupo de amigas,
tengo el rol de ‘la responsable’ y ‘la que se preocupa porque todos estén bien’. Me gusta
rodearme de personas de confianza y apoyarnos de verdad”.