Asunta Navarro

Asunta Navarro

Asunta Navarro

Asunta, nuestra alumna de la semana dudó entre estudiar Medicina y Educación social. Ella siempre ha colaborado en voluntariados. Su primera experiencia fue a los 14 años, en un barrio marginal de Sevilla, ayudando a niñ@s de familias desestructuradas. Era tan joven ¡que tuvo que mentir en la edad para poder participar!

Medicina también le encantaba y finalmente la balanza se inclinó en esa dirección: “Acerté con la carrera, porque Medicina me apasiona, ¡soy una freeky! Te requiere esfuerzo, pero si tienes vocación, lo haces con gusto”.

Le gusta mucho el plan de estudios en la @unav: “Abordas el cuerpo humano por sistemas. Eso te permite hacer más conexiones y los diagnósticos pueden ser más certeros. Otra cosa que me gusta de la UNAV es que no se limitan a prepararte para el MIR, sino que intentan sacar lo mejor de ti como futura médica”.

Le encantaría cuando acabe Medicina poder aunar sus dos vocaciones: formar parte de Médicos sin fronteras, o de Cooperación al desarrollo en el área médica.

Cambió el sol de Sevilla por el frío pamplonica por recomendación de su primo, en quien confía mucho. Él le dijo que la Facultad de Medicina de la UNAV era la mejor de España. ¡Y aquí se vino! También influyó mucho su abuelo, que es de Donosti. Se enamoró de una sevillana y lo dejó todo ¡como en 8 apellidos vascos! Él le dijo: “El carácter es más seco que el del sur, pero allí tienen una profundidad muy grande. ¡Estudia en Navarra”.

Reconoce que el primer día en Pamplona se preguntó ¿qué hago aquí? “Si rozas a alguien con el brazo ¡te miran raro!” Pero pronto descubrió a personas maravillosas: “Mis compañer@s de la resi son increíbles. Con el grupo de ingenieros, paso mucho tiempo. Me transmiten mucha serenidad. El grupo de Medicina de la resi es el mejor, hasta que llegan los exámenes ¡y nos volvemos loc@s!”

También agradece la calidez del equipo de la resi: “Las cocineras me parecen las personas más bonitas del mundo. Saben cuánto tengo un examen y me preguntan siempre. Charo, la persona que me limpia la habitación, es un amor. Intentan que todo sea más cómodo y fácil. Y viviendo tan lejos de casa, lo valoro mucho”.

Asunta es divertida, alegre y desenvuelta. También es muy responsable y empática, ¡siempre está dispuesta a escuchar! En la resi le llaman ¡mami Asun! “Me gusta ayudar a los demás. Dar lo que tengo como persona. Y así lo haré siempre”. 

Logo camplus
¡Reserva hoy mismo tu plaza para el curso 2023 - 2024!